COMO TOMAR EL VINO (III)

image

Una vez realizada la valoración visual y olfativa del vino en la copa, llega el momento de valorar su expresión en boca. Para ello, tomaremos un sorbo moderado, que haremos fluir desde la punta de la lengua hacia la parte posterior del paladar. Si el vino tiene un componente carbónico lo notaremos en la punta de la lengua (vinos espumosos, de aguja, blancos y tintos jóvenes). El contenido tánico y la astringencia se aprecia en la zona posterior.

En el vino se pueden encontrar sabores dulces, afrutados y cítricos paseando el vino por la boca. Podemos captar también además del sabor, la textura del vino. Se denomina final del vino el grado de persistencia de los sabores en boca.