CUAJADO DE LA UVA

20160627_105157.jpg

Y después de la floración, aquí tenemos los racimos ya cuajados y formados. Ahora la tarea fundamental del viñedo consiste en favorecer una correcta evolución y maduración de los frutos procurando que el sol incida plenamente en ellos, eliminando los pámpanos que se ponen por delante de las bayas. Para que la viña no desperdicie energía y se airee, se siguen eliminando brotes indeseables y se procederá al desnietado y despuntado, aunque en nuestro caso, esta última operación no la llevaremos a cabo, pues no dejamos de hacerle heridas a la planta y favorecer enfermedades.

Anuncios

EL VIÑEDO POR SAN JUAN

20160618_211215.jpg

Está precioso nuestro viñedo a estas alturas de la temporada. Como se puede ver, la cubierta vegetal ya se ha secado, pero la mantenemos igualmente para que cuando llueva, la tierra quede retenida por las raices de las hierbas y no se produzca lixiviación (lavado por escorrentía de la capa superficial de la materia orgánica que se produce en los terrenos desnudos después de una lluvia fuerte). Por eso nosotros siempre apostaremos por la conservación de la cubierta vegetal, ya que como veis, no es un competidor para la viña.

FLORACIÓN DE LA VID

20160602_132146.jpgSeguimos con las tareas de la poda en verde en nuestro viñedo. Lo bueno que tiene es que cada día se va viendo la evolución de las plantas y cómo se van desarrollando. Y hoy al fin hemos visto florecer lo que serán los futuros racimos de uva.

Es importante que las plantas tengan buen aporte de nitrógeno para su buen cuajado, cosa que se consigue tanto con abonos naturales o también como comentamos anteriormente gracias a leguminosas que captan el nitrógeno atmosférico y lo fijan en la tierra.

Después del cuajado de los frutos será importante que reciban buena cantidad de luz solar, cortando si es necesario alguna hoja que esté a su lado que le impida su penetración en los granos de uva y así favorezca su correcta  maduración.

POR UN CULTIVO HUMANO DE LA VID

CHA_4932_zps111140d8.jpgHoy en día las cepas ya no duran los 100 años o más que duraban antes. ¿Por qué? En parte porque son atacadas por enfermedades de la madera de la vid, o conocida por sus siglas EMV, la considerada filoxera del siglo XXI. Es una enfermedad aparentemente causada por hongos, aunque no es seguro que así sea. Es posible que éstos aparezcan a causa de la debilidad de la vid y sean por lo tanto consecuencia y no causa. Cada vez parece más claro que la enfermedad de la madera se deriva de malas prácticas agrícolas: uso de herbicidas, fitosanitarios, abonos, riego, mecanización, y en definitiva, malas prácticas destinadas a incrementar la producción a costa de la salud de las cepas.

Es por ello, por lo que nosotros apostamos por una viticultura a la antigua, donde el contacto humano con las plantas sea total, interviniendo lo mínimo posible, sin dejar de atender a todas las necesidades que requiere un cultivo como es el de la vid, tan exigente y atento.

AZUFRANDO

20160516_190905.jpg

Otra tarea correspondiente a estas fechas es el azufrado de la viña cuando ésta ya tiene brotes mayores a 15 cm aproximadamente. Consiste en espolvorear azufre en polvo sobre las plantas para evitar uno de los grandes males como es el oídio. Este hongo resulta peligroso, ya que es favorable a partir de temperaturas de 25 grados si el tiempo ha sido húmedo y puede provocar la pérdida total de la cosecha. En nuestro caso, como han concurrido estas condiciones meteorológicas, tomamos la precaución y hemos sulfatado con azufre, ya que es una práctica aceptada dentro de la agricultura ecológica.

DESBROZADO

20160516_133430.jpg

20160516_133313.jpg

Después de haberse dado la brotación es conveniente rebajar la cubierta vegetal de las viñas, con el propósito de que éstas no se vean ahogadas y con los restos de hierba cortada le damos un aporte de abono vegetal a estas tierras tan faltas de materia orgánica debido al laboreo por métodos tradicionales de arado. Dejamos un pasillo central con flores variadas, ayudando así a la proliferación de insectos beneficiosos y también para fijar la tierra de la erosión causada por las lluvias. En este caso, estamos trabajando en la viña de Macabeo y podemos decir que se ve magnífica.

EMPEZAMOS CON LA PODA EN VERDE

20160512_172253.jpgUna vez realizado el corte de la cubierta vegetal alrededor de las cepas, el siguiente paso consiste en retirar brotaciones de los troncos y de la parte inferior de los brazos. En nuestro caso, uno de los viñedos se encuentra bastante deteriorado, de manera que dejamos en las cepas más estropeadas las brotaciones que nacen en el pie para sustituir los brazos secos. Esta tarea permite que la fuerza de la savia se dirija hacia la zona de los racimos, que ya se ven en forma de pequeños conos verde-morados