AGRICULTURA BIODINÁMICA

calendario-biodinamico.pngEsta es una tendencia que viene imponiéndose últimamente en bodegas innovadoras. La biodinámica se basa en la afirmación de que todos los astros emiten energías que alcanzan continuamente La Tierra transmitiéndome sus patrones vibracionales. Basandose en las teorías de Rudolf Steiner, María Thun ha elaborado desde hace muchos años un calendario biodinámico que permite determinar en qué momento preciso debe realizarse cada labor agrícola para que se vea favorecido por el patrón energético y cosmológico más adecuado. Según María Thun, al remover la tierra, las influencias astrales de ese preciso momento impregnan con la información astral las moléculas de la tierra; esto producen unas resonancias específicas que estimulan determinados organos y funciones de las plantas. Esta información precisa se mantiene hasta que volvemos a remover la tierra.

MTh2_clip_image002_0001
Maria Thun

Las influencias cósmicas que componen la biodinámica son:

  • El ritmo solar diario: es la más obvia de las influencias, pues el sol es la fuente de energía a partir de la cual los vegetales realizan la fotosíntesis. En biodinámica la siembra de semillas se realiza durante la mañana y durante la tarde se trabaja la tierra, se hacen transplantes y se favorece el enraizado.
  • El ritmo solar anual: son las estaciones del año. Esta influencia es bien conocida en la viticultura tradicional.
  • Los ritmos e influencia de la Luna:
  • Luna visible: es la fase lunar. La mayor o menor intensidad de la luz reflejada por la Luna afecta a la absorción del agua por las vides y a los procesos encimáticos y bacterianos de la descomposición de la materia orgánica. La Luna llena se asocia a la fertilidad, a las bayas de la uva y a la formación de semillas. El cuarto menguante favorece el enraizado de las vides y al laboreo de la tierra. La luna nueva estimula las hojas de la viña y no conviene laboreo de la tierra. La luna creciente favorece el crecimiento vertical de las viñas.
  • La Luna ascendente y Luna descendente: la Luna va ascendiendo en su órbita celeste durante 14 días, y en los 14 días siguientes su órbita sobre el horizonte desciende. Cuando la Luna asciende se estimula el crecimiento de la Luna hacia arriba y cuando desciende favorece el enraizamiento; en este período cuando hay que podar para evitar el sangrado de la savia.
  • La Luna bajo las constelaciones: en su recorrido por el firmamento, la órbita lunar pasa sucesivamente por las diferentes constelaciones del zodíaco. Sin embargo, Maria Thun comprobó esperimentalmente que los vegetales no obedecen a los signos astrológicos clásicos, sino que tienen su propio “zodíaco” vegetal.

La aplicación de la viticultura biodinámica no deja de ser un factor energético y sutil que suma a las labores tradicionales bien hechas.

Anuncios